whisky caravan criticaHace relativamente poco Lo que nunca encontraré llegó directo a nuestros Esenciales sin pasar por Lanzamientos, y este La guerra contra el resto debería ir a los dos sitios: al primero porque es novedad, y al segundo porque es un discazo que no sé ni por dónde empezar.

Así que venga, comencemos por el principio; el corte que da nombre al LP abre el mismo, condensando todas las esencias duras de los madrileños, con unas líricas apabullantes y un sonido más cercano al metal que al rock. Sigue “Naufragio”, similar en estructuras, quizá algo más suave, pero joder, muy buena igual.

Va, venga, por no parecer un fan desatado, digo que “Los presidentes” me gusta algo menos, y “Tu pequeña luz” me da sensaciones parecidas. Pero mediado el disco aparecen “Si vas a disparar” y “Aviones”, dos verdaderas joyas. Una que engancha con un estribillo jugoso, y la otra con una delicadeza y melancolía que te acaricia y te mece; exquisitas ambas.

La rareza se llama “Más de alguna vez”, con una melodía folkie que recorre el cuerpo completo de la pista, que se sale totalmente de cualquier esquema preconcebido que puedas tener de Whisky Caravan, y que aún así, sale victoriosa.

Dando los últimos pasos nos topamos con “Aléjate de mí”, dedicada a la prensa tóxica y para mi gusto, top 3 del álbum. Rabiosa, metalera y con una letra que dispara certeramente. Faltan dos para cerrar la historia: “Las últimas piezas”, reconocible dentro de sus cánones,  y “¿A qué tienes miedo?”, una balada majestuosa que te pone los pelos de punta.

Una obra absolutamente sobresaliente de uno de los grupos que más futuro tiene en este puto país. Si te gusta el rock duro, el metal más cálido, y ¡qué coño!, la música bien hecha en general, debes paladear La guerra contra el resto. Estoy seguro de que se cuela entre mis 10 trabajos preferidos de 2018. Si te gustaron sus entregas anteriores, ni lo dudes; éste es todavía mejor.

NOTA: 9 / 10