La Sala Mitty (antes Cats) volvía a ser testigo de lo que sería una gran noche de Rock & Roll.

Los madrileños Whisky Caravan eligieron este lugar para iniciar su gira y presentar su último trabajo  La guerra contra el resto, pero antes de plantar batalla, los encargados de calentar el ambiente fueron los teloneros Derry (alter ego de Amanda Tijeras, vocalista y líder), presentando nueva banda y desgranando su EP Tera-Noir.

Sobre las nueve y cuarto irrumpían en el escenario Whisky Caravan y lo hacían con el mismo tema que abre su último trabajo, la canción homónima, “La guerra contra el resto”, a la que siguió “Días de niebla”, metiéndose  al público en el bolsillo desde sus primeros acordes. Llegaba el turno de “Aullar”, tema de su primer plástico, y de esta manera sus tres trabajos quedaban presentes. “No estás muerta” y “Volver” se fueron sucediendo para dar paso a dos temazos del disco que se estaba presentando, “Tu pequeña luz” y “Los presidentes”; fue uno de los momentos álgidos del concierto en los que tanto la banda como la audiencia lo dieron todo.

Íbamos llegando poco a poco al ecuador del show con “Vidas de un solo tren” y “Cuando vuelvan a por mí”. Ahora era el turno para “Más de alguna vez”, sin duda unas de las favoritas del público, que no se cansó de bailarla y de corearla. A continuación cayó “Las últimas piezas” y el concierto no decaía en ningún momento; prueba de ello fueron las interpretaciones de “Genie”, “Sombrero” y la emotiva “¿A qué tienes miedo?”.

Llegando ya a la recta final, la cañera “A salvo en el dolor” se encargaba de poner al público a saltar. “Aviones” fue la siguiente en caer, recibida como todo un himno; momento de recordarnos que uno no sabe dónde puede estar mañana y así se presentó “Aquí y ahora”, convertida en todo un clásico. No se podían ir sin tocar “Naufragio”, canción en la que Danny Caravan aprovechó para bajarse del escenario y entre el público seguir coreando y alentando a las masas que no querían que esta historia terminase. Fue el broche final para una noche inolvidable.

Casi dos horas de un gran espectáculo de puro Rock. Entre tantas emociones el grupo anunció que la siguiente etapa de este tour les llevará a México, con la emotiva noticia de que “Lucky”, su bajista, deja el grupo después de tantas horas de trabajo y kilómetros juntos, no sin antes señalar que es por motivos felices.

Sin duda estuvimos ante la presencia de unas de los mejores grupos de la actualidad y con una gran proyección.  No sabemos cuándo será la próxima vez que la banda vuelva a tocar en Madrid; esperemos que sea pronto, podría ser un perfecto cierre para esta gira que acaba de comenzar.