Nos encontramos ante lo que es el quinto álbum de los madrileños Toundra, la banda de rock instrumental,  insignia de lo que se denomina, por poner etiquetas, post- rock instrumental. Disco que en su primera semana de lanzamiento se coló entre los primeros puestos de ventas, cosa meritoria en este país para una banda de rock, visto como está el patio, logro que también han conseguido los albaceteños Angelus Apatrida con su último plástico.

Ocho cortes que nos harán disfrutar con su variedad de pasajes, atmósferas, melodías y matices.

En mi opinión estamos ante uno de los discos del año, un trabajo sobresaliente en el que encontrarás caña, como en el tema de presentación “Cobra”, algo más de pausa con aires acústicos en “Cortavio”, un inicio melancólico para tornarse enérgico en “Kingston Falls”, un temazo con tintes progresivos como “Mojave”, en el que sus once minutos vuelan, con una parte final impresionante.

Les ha salido un trabajo que te engancha, cosa a veces difícil en un disco instrumental, a los que en ocasiones nos acercamos con algún reparo, con la duda de si se nos hará largo, si nos atraparán todos los temas, o si tendrá altibajos.  Y es que Vortex, desde la primera escucha, disipa todas esas dudas iniciales.

Disco más que recomendable, que va a marcar sin duda un antes y después en los madrileños.

NOTA: 8’5 / 10