SAVATAGE – La ópera rock de las calles

Hoy en Siete pecados, una de las bandas más representativas de lo que algunos llamaron “metal de Broadway”, tal vez porque su música nos sumerge en el ambiente de un musical, con sus melodías, sus cambios de voz en ocasiones operísticas, sus transiciones progresivas, sin dejar de lado sus influencias más clásicas (Judas Priest, Iron Maiden, Black Sabbath, Dio o Rush)

Los hermanos Jon y Criss Oliva crearon la banda en su soleada Florida, tras unos primeros discos más próximos al thrash poco a poco fue tornando hacia un power metal sinfónico que acabó derivando y profundizando en la teatralidad musical que les caracterizó.

La banda tuvo su mayor apogeo a finales de los ochenta y primeros noventa, Jon Oliva encargado de la voz y los teclados, cedió el testigo al micrófono a Zak Stevens en 1993, y cuando el grupo gozaba de cierta popularidad, la tragedia se cernió sobre la banda en 1994 cuando un conductor borracho acabó con la vida de Criss Oliva, hecho que marcó a su hermano Jon. La banda desapareció en 2004. A pesar de ello Jon Oliva ha seguido activo con Jon Oliva’s Pain y con la Trans-Siberian Orchestra, además de participar en  Avantasia.

“Sirens”, de su homónimo disco de debut de 1983, el cual sienta las bases de su sonido. Todo un himno de la banda.

“Hall of the Mountain King”, si la anterior es un himno, esta no se queda atrás, es el tema más popular de la banda, corte que daba nombre a uno de los discos más exitosos de la banda de los hermanos Oliva, en el disco abría la cara B precedida a modo de intro de “Prelude to Madness” toda una declaración de intenciones.

“Gutter Ballet”, de 1989 también este fantástico corte daba título al plástico, disco que supondrá un punto de inflexión en la banda. Enorme tema, mi favorito de los Savatage, cambios de ritmo, el uso del piano y la voz de Jon te transporta a estar presenciando un musical con mayúsculas.

“When the Crowds Are Gone”, sin salirnos del Gutter Ballet este baladón de aires melancólicos y desgarradora que pone los pelos de punta.

“Jesus Saves”, de su disco conceptual de 1991 Streets: A rock Opera y que cierra la que fuera su época dorada iniciada en 1987 con Hall of the Mountain King.

“Edge of Thorns”, cómo no, otro tema que da nombre al álbum, Edge of thorns de 1993, que sería el último en el que dejara su impronta Criss Oliva y el primero en el que tomaría las riendas a la voz Zachary “Kak” Stevens.

“Holocaust, cerramos estos siete pecados dedicados a Savatage volviendo a su disco de debut Sirens, con su impresionante riff y sus cambios de voz.

Deja un comentario