porretas no tenemos solucionHan pasado más de 20 años desde que Porretas publicaran este brillante No tenemos solución, y sigue gustándome. No te voy a decir como el primer día, más que nada porque es de los que quemé y requemé, pero cada vez que me da por ponerlo me saca una sonrisa cómplice. ¿Nostalgia? Pues igual, yo que sé.

Sin abusar de la poesía barata, no puedo pasar por alto el glorioso arranque que suponía “Antimilitar-Antisocial” y “Si bebes no conduzcas”, que iba a rebufo, y que usaron como dúo abridor en la gira de presentación… y durante bastantes años después de aquello.

Había cositas que quedaron relegadas, pero otras, como las que hemos nombrado antes, “Ratas de ciudad”, “El abuelo fue picaor” con la colaboración de Rosendo (por cierto, productor del álbum) o el cierre con la homónima “Porretas” pusieron a los bandoleras de Hortaleza en una posición muy alta dentro del rock estatal de mediados de los ’90.

Sonaba bien, habían dado un paso importante en cuanto a producción y masterización con respecto a lo mostrado en sus tres trabajos previos, atinaron con varias pistas bien ensambladas, con chispa y gracia, y el Canci empezaba a quedarse pequeño.

Ha conseguido aguantar el tipo con el paso de los años, y aunque quizá LP´s que vendrían después les lanzaran del todo, en este redondo pusieron sobre la mesa una cantidad y variedad de constantes vitales que, desgraciadamente (o no), no les sirvió para que la Multi que les había fichado para la grabación de esta obra les pegara el empujón que Porretas merecían.

La portada no quedó a la altura y pasó más bien desapercibida (más allá de alguna que otra camiseta que se veía por ahí de cuando en cuando), lejos de otras como las que ilustraron su debut o el Baladas pa un sordo.

Si nunca te has remozado en estas 12 canciones, es obligado que lo hagas con urgencia, porque aunque les llamen los Porretas, había bastante más miga para llevarse a la boca que el himno que lo cerraba.

NOTA: 8 / 10