metallica

Duelo de gigantes

Ahora que se cumplen 25 años de dos (alguno más, como Nevermind, pero no viene a cuento en este post) discazos como fueron Metallica (el más conocido como Black Album) y las dos partes de Use your ilusion (¡¡¡¿por qué no tienen críticas en Esenciales?!!!), he pensado en dar mi opinión sobre ambas banda. Sigue leyendo que realmente la resolución es una mi…

El caso es que es raro que uno de los dos grupos, o los dos probablemente, no sonaran con frecuencia en los walkmans de los chavales (y no tan chavales) entre finales de los ’80 y mediados de los ’90.

No había la cantidad de grupos que hay ahora, no se tenía acceso a todo, y que cayera en tus manos algo de Metallica o de los Guns era bastante más sencillo que pillar lo nuevo de esa bandaza americana que tanto te molaba a ti…pero sólo a ti.

No digo que no tuvieran la calidad y categoría suficientes pro si mismos, que la tenían y la tienen, pero sí afirmo que si hubieran llegado 20 años después, a ver…

El caso es que se hicieron gigantes, llenaban estadios, vendían millones de discos y eran estrellas del rock, con todo lo que implicaba.

A lo que vamos: mi opinión. Pues difícil. Cuando me empezó a gustar el rock y derivados, tiraba mucho hacia Guns N’ Roses, AC/DC, Nirvana o Bon Jovi, y al poco tiempo me lié con el rock estatal. Digamos que Metallica (y de ahí para arriba) se me iba un poco de las manos. Claro que la transición fue rápida, hasta el punto de que Ride the lightning fue lo primero que me compré con mi dinero. En casette…

No tardé en hacerme fan de Pantera, Sepultura o Slayer, para abrirme rápidamente a lo que estaba llegando: White Zombie, Marilyn Manson, Machine Head…sonidos duros (después se me fue la cosa de las manos, tirando al death y al black).

guns n roses

Bajando de las ramas y regresando al meollo, hoy por hoy, en pleno 2016, no sabría decantarme. Metallica me flipan en casi todo lo que han hecho (curiosamente Death magnetic bastante menos que el denostado Load), con especial cariño a aquella brillante caja que llamaron Live Shit: Binge & Purge, y a sus dos primeras obras, de las que recordemos que “Creeping death”, “For whom the bell tolls” o “Seek and destroy” siguen sonando en sus conciertos. En breve llega nuevo trabajo, que apunta a lo que hicieran en Death magnetic por lo que poco que he escuchado, y que la verdad es que preferiría otra cosa. No sé que cosa, la verdad, mas no quiero un refrito de riffs a base de copy paste.

Guns N’ Roses…debo ser de los pocos que en líneas generales prefiere los Use your ilusion que el Appettite. Sacrilegio, supongo, pero es así. Será porque los escuché antes, porque sumando me salen más canciones que me gustan, o porque simplemente me mola más porque sí y ya está. Los Use tendrán más relleno, será menos redondo que Appettite for destruction, no tendrán “Sweet child o’ mine”, pero sí cuentan con “Civil War”, “You could de mine” o “November rain”.

Lo que hizo Axl “en solitario” bajo este sagrado nombre no está mal, pero para mí y para el grueso del mundo el combo perdió toda la identidad. Ojo, que no digo que si hubiera estado Slash y Duff Chinese democracy hubiese sido otra cosa, que el disco no es que esté mal, pero que entre retrasos y tonterías aquello parecía un circo. Ahora se han arrejuntado por la pasta o por lo que sea; ojalá pisen España a lo grande el próximo verano, y ojalá después saquen un discazo después.

Total, que no, que no me quedo con ninguno; ambas andan a la par. Dos estandartes del metal, del rock; quizá las dos últimas bandas gigantes nacidas para ser estrellas.

Que decida el duelo.

¿Ganador? Vota en los comentarios o en nuestras redes sociales.