NOTA: 8 / 10.Zipper_Down

Cuarto Lp de esta banda californiana. Jesse Huges (Boots Electric) y su fiel escudero Joshua Homme (Baby Duck) vuelven después de siete años con un disco lleno de rock, de diversión, con ese lenguaje socarrón, burlón, lujurioso, de dos músicos traviesos que se lo pasan bien y quieren que tú te lo pases bien. Y esa es la filosofía de los EoDM; nada nuevo.

Este disco es el perfecto para ponértelo antes de salir de marcha y salir de buen rollo. La portada es un adelanto de lo que vamos a encontrar en su interior: humor, diversión, guitarras, decibelios y rock and roll.

Nada más empezar ya vemos la filosofía del grupo con “Complexity”; para qué complicarse si es mejor que las cosas sean fáciles, canción que se acompaña de un excelente y “simple” video lleno de humor y algo de psicodelia en algunas partes.

“Silverlake (k.S.O.F.M)” continua ofreciendo más caña y diversión. Joshua Homme se lo pasa bomba tocando la batería. “Got a woman” es toda una invitación a bailar y romperse la cadera para continuar con dos medios tiempos como son “I love you all the time” y “Oh Girl”, con toques de blues y glam.

“Got the power” nos reconduce y nos devuelve la caña. “Skin Tight boogie” bien podría ser un tema de los Queens of the Stone Age. “The Deuce”, rock de los años 60. “Save a prayer”, un cover de Duran Duran, y cierra el disco “The Reverend” dejando las pulsaciones bien arriba con rock, rock y más rock.

Mereció la espera de tanto tiempo entre disco y disco; el grupo no ha perdido su esencia: “ladies to the front, mens to the back”. Esto es rock and roll y nos queremos divertir.

 

 

Texto: Fernando Martínez (martinezdfer@hotmail.com)