critica del nuevo disco de bon jovi this house is not for saleGanas tenía de oír lo nuevo de Bon Jovi, aunque a decir verdad hace mucho tiempo que un lanzamiento de los de New Jersey ha dejado de  interesarme y mucho menos ilusionarme: pese a ello siempre los he seguido la pista, cosa no muy difícil, ya que de cada salida discográfica suya suelen hacerse eco tanto en los medios especializados como en los convencionales.

Había curiosidad sobre como afrontarían la salida de Richie Sambora, y por donde conducirían sus pasos, si seguirían en su línea de los último tiempos o volvían a las épocas de sus grandes éxitos de finales de los ochenta. Tras la escucha de este “This House Is Not For Sale” vemos que definitivamente están lejos de ser  ese grupo de Hard Rock de finales de los ochenta y primeros noventa, y se confirman como una banda de Pop-Rock.

“This House Is Not For Sale” es el tema que abre el disco, que a su vez fue el primer adelanto; típico tema de lanzamiento de los de Jon Bon Jovi, ideal para las radios, con coro pegadizo y rebosante de optimismo. En la misma onda están el segundo corte, “Living With The Ghost”,  y “Knockout”, intentando dar un poco de caña, muy roqueras, en la onda de lo que nos tienen acostumbrados en los últimos tiempos cuando se ponen un poco más fuertes.

“Labor Of Love” se trata de una balada, donde la voz de Jon se encuentra bien arropada por la sus compañeros. Siguiendo una línea más “modernete” se encuentra “Born Again Tomorrow”. “Roller Coaster” es el siguiente tema en caer, en el que también podemos observar, como en la anterior, influencias de los grupos pop-rock actuales, rasgo que también se encuentra en “New Year´s Day”, tal vez esta última más pegadiza. Las guitarras por fin toman un poco de garra en “The Devil´s This Guitar”, tal vez el corte más roquero, de lo mejor a mí parecer del disco. También de lo más destacable es “Scars On This Guitar”, de muy bella factura, donde se ha echado de menos la voz a los coros de Richie (que venía al pelo en este corte).

En la parte final y muy en la estela del single de presentación aparece “God Bless This Mess”“Reunion”, corte de aires pop, y para cerrar una balada: “Come On Up To Our House”.

“This House Is Not For Sale” es un disco discreto, ideal para las radio fórmulas, con temas que apenas pasan de los cinco minutos y que gustará a los fans de la banda de la última época; los que preferimos su época hasta These Days, lo escucharemos mientras nos tomamos un café.

NOTA: 6 / 10